Nunca es ni tarde ni pronto para aprender a programar

El hecho de saber diseñar un algoritmo, que posteriormente se transformará en una aplicación informática, y cómo hacerlo de la forma más eficiente, amplía nuestras capacidades y la forma en la que entendemos cómo funcionan las cosas.

¿Qué es un algoritmo?

Pues un algoritmo, puede ser, por ejemplo, la receta de una tortilla de patatas. De forma muy básica, tenemos unos ingredientes, cantidades y unas acciones , a la vez que un orden en el que hacer las cosas. También contemplamos determinadas correcciones en función de los sucesos (si detectamos que se está quemando bajamos el fuego).

Curiosamente, aunque el objetivo es el mismo: obtener una tortilla de patatas, si juntamos a 100 personas en una sala, y les sugerimos escribir su receta de tortilla, no va a haber dos idénticas, aunque a priori podíamos pensar que es un proceso simple y sin lugar a muchas variantes. Pues algo similar ocurre con el desarrollo de  aplicaciones.

Una vez que tenemos la receta (el algoritmo), el programador lo traduce a un código de programación, según el tipo de aplicación se trabaja con el código que se considera más adecuado ( java, c#, .NET, …). En el ejemplo de la tortilla, esto se traduciría en programar la receta en un robot de cocina: el lenguaje será el que nos ofrezca la interfaz del electrodoméstico.

Lo fundamental es aprender e interiorizar el pensamiento algorítmico, e irlo perfeccionando. El hecho de codificar en un determinado lenguaje es relativamente sencillo y rápido una vez que tenemos la base. Es algo similar a saber conducir y utilizar diferentes tipos de vehículos. Evidentemente no será tan sencillo coger soltura con un tráiler como con una furgoneta, pero la diferencia es simplemente que necesitaremos emplear algo más de tiempo.

Siguiendo este símil, utilizaremos un determinado tipo de vehículo en función del objetivo. Si lo que queremos es desplazarnos por ciudad sin mercancía, quizás lo ideal sea una scooter, y un tráiler sería poco práctico aunque sea mucho más potente y caro. Sin embargo si queremos transportar mercancía pesada a largas distancias no nos quedará más remedio que emplear un tipo de camión. Pues con los lenguajes de programación ocurre lo mismo, si queremos desarrollar una app móvil puede que desarrollemos en Java y si lo que necesitamos es una aplicación básica y ‘pequeña’ de gestión Visual Basic (actualmente migrado a .NET) puede ser más que suficiente.

Existe una herramienta desarrollada por el MIT que creo que a día de hoy es de las más adecuadas para introducirse en el mundo de la algoritmia y la programación, que es Scratch, desde su página podéis acceder al editor web o bien descargarla si lo preferís.

Aquí os dejo también un manual básico para empezar a hacer cositas.

Una vez que lo probéis y os guste, podéis experimentar con muchos más recursos o incluso iniciar a vuestros hijos en este apasionante mundo, por ejemplo la plataforma code.org.

Si quieres profundizar más en el tema, necesitas ampliar esta información o estás atascado, no dudes en plantearlo en nuestro FORO.

¡¿A qué estáis esperando?! ¡A programar se ha dicho!

Artículos que también pueden interesarte

agosto 5, 2018

Etiquetas: , ,